MORFOLOGÍA DEL DIAMANTE MANDARÍN

TIPOS DE PLUMA POR ESTRUCTURA - INTENSO Y NEVADO

Los mandarines y muchos pájaros en general, tienen dos tipos de pluma (en los canarios habría tres) clasificados según su estructura, que se denominan intensa y nevada. Supongo que a los canarieros les sonarán mucho estos términos, pero la gente que se dedica al exótico, no está tan acostumbrados a conocer y diferenciar estos tipos de pluma. Aunque en el canario es muy fácil de distinguir, en los mandarines la cosa es más complicada, sobretodo por la inexistencia del lipocromo, lo que hace que la diferencia radique en la propia estructura de la pluma.

La principal diferencia visual, es que en apariencia. los ejemplares intensos tienen la pluma como pegada al cuerpo, y los intensos parecen más "despeluchados", con una pluma más abombada y rizada. Vamos a ver ahora más tranquilamente las diferencias entre ellas.

PLUMA INTENSA

Los ejemplares poseedores de este tipo de pluma, tiene las barbas y bárbulas mas rectas y cortas, permitiendo así la exposición de la luz a una menor cantidad de células córneas, que ocasiona un reflejo refractario al ser atravesadas por el rayo lumínico, y debido a la estructura corta de la pluma, el color parece más intenso, en parte también porque las plumas están más pegadas entre sí al ser más cortas. Así pues, las plumas son más cortas y también más débiles y quebradizas que en los nevados, debido más que nada a su rigidez. Además, el tamaño aparente del pájaro no cambia cuando lo cogemos con la mano, es decir, si el pájaro nos parece grande, cuando lo cogemos, sigue siendo grande.

PLUMA Nevada

La pluma nevada tiene una estructura más ancha y larga, teniendo pues el pájaro una apariencia mayor de lo que realmente es. Para entenderlo mejor, siempre lo comparo cuando una persona lleva puesto un plumífero, con el cual parecemos enormes (nevados), y en cambio si nos ponemos una chaqueta de licra, parecemos más pequeños (realmente como somos, intensos). La propia estructura de la pluma, hace que el pájaro sea más agradable a la vista, pareciendo que tiene una uniformidad mayor, es decir, le da una apariencia de más redondez, aunque todo depende del grado de nevadura que tenga. Quizás una palabra que defina este tipo de pájaro es apariencia "pomposa", incluso nos da la sensación de quererlo "estrujar" un poquito.

Muchas mutaciones tienen más tendencia a inclinarse por un tipo de pluma o por otro; por ejemplo, los masqués ingleses siempre han sido ejemplos de pluma nevada, al igual que muchos dorsos claro e isabela; en cambio pájaros como los pingüinos, masqués continentales, clásicos, etc. tienen tendencia a tener la pluma más intensa. Es importante conocer estos términos, y saber lo que es el pájaro que tenemos, sobretodo a la hora de criar, ya que si juntamos muchas veces nevado x nevado, pueden incluso aparecer quistes en las plumas (al igual que pasa con los canarios). De ahí, que ejemplares dorsos claro, masqué o isabela intensos sean muy buscados por los criadores para mezclar con los pájaros que tienen nevados.

Otro problema que nos encontramos es la excesiva nevadura de un pájaro, que hace que además de parecer muy voluminoso, y de "notarse" que es muy nevado, pierda color debido precisamente a la nevadura que tiene. Normalmente el pájaro ideal para concurso, sería un pájaro intermedio, con una buena relación color - nevadura. El manejo de estos conceptos de pluma, hace muchas veces la diferencia entre un criador y un buen criador de pájaros de calidad.